Inicio
Presentación
Portfolio
Formación bonificada
Servicios
Formación on-line
MS Project
Enlaces de interés
Contacto
Noticias
Redes sociales
Mapa del sitio
Zona descargas
Área privada
Zona clientes

DE FORMA FÁCIL: QUÉ ES LA FORMACIÓN BONIFICADA

En el ámito empresarial, todas las compañías que cotizan a la seguridad Social por sus trabajadores están, por cada trabajador dado de alta, contribuyendo con un porcentaje del importe de la nómina para un fondo de formación profesional. Son unas cantidades que mes a mes se ingresan en una "hucha de la formación" y transcurrido el 31 de diciembre, ese derecho de poder consumir ese crédito destinándolo a formación, se pone a cero; se perdería porque no es acumulable y habría que esperar al año siguiente. 

 Algunas empresas todavía desconocen que pueden recuperar esa aportación en forma de cursos, de formación dirigida a sus propios trabajadores, en suma, dirigiendo esas cantidades a mejorar el rendimiento del mejor activo que las empresas poseen que son sus trabajadores.

La primera pregunta sería ¿tengo crédito para la formación de mis trabajadores?

 

 ¿TENGO CRÉDITO PARA LA FORMACIÓN?

Para saber si mi empresa dispone de crédito para la formación, la mejor opción es utilizar la siguiente calculadora:

 

ALGUNOS DATOS INTERESANTES...

Si nuestra empresa tiene crédito suficiente como para poder costear un (o unos) determinados cursos, las acciones se realizarían a coste cero para la empresa. En el caso de que el crédito no sea suficiente como para cubrir el coste total de las acciones, servirían para abarcar una parte del coste de la formación necesaria.

La formación, dependiendo de la modalidad bajo la cual se realice, puede ser presencial o bien e-learning (a través de Internet). A su vez, los cursos podrán impartirse como de nivel básico o bien como de nivel avanzado.

Como orientación económica indicar que dependiendo de la modalidad y el nivel de esa formación, la bonificación máxima que es posible utilizar para llevarla a cabo es de:

- Formación e-learning, 7,5 € por alumno y hora de la acción formativa a impartir.
- Formación presencial básica, 9 € por alumno y hora de la acción formativa a impartir.
- Formación presencial avanzada, 13 € por alumno y hora de la acción formativa a impartir.

Además del resultado de este cálculo, se podrán imputar unos gastos de gestión estimados en hasta como máximo el 25% de la cantidad bonificable por la acción.

 

UN EJEMPLO

Por ejemplo, y si nuestra empresa dispone de crédito suficiente, un curso on-line de 30 horas con el que queramos formar a 7 trabajadores de nuestra empresa en MS Access a un nivel avanzado nos permitirá recuperar un importe máximo de 30 X 7 X 7.5 = 1.575 € pero además unos gastos de gestión establecidos en como máximo un 25% del coste directo bonificable de la acción formativa.

Si la formación real desarrollada tiene un coste real de 1.000 € (profesorado, materiales y/o equipaciones) + 350 € de gastos de gestión: 1.350 €...

Al ser este importe menor que la bonificación máxima posible y en caso de disponer de crédito suficiente para la formación (consultar nuestro crédito en el siguiente enlace), ese curso, esa acción resultaría tener un coste cero para la empresa, es decir, estaríamos formando a nuestros trabajadores buscando una mejora para nuestra empresa, aprovechando satisfactoriamente los importes que mes a mes ingresamos en esas "huchas" con este fin.

 

CÓMO RECUPERAR MI CRÉDITO EN FORMA DE FORMACIÓN

Para poder poner en marcha acciones formativas a través de este cauce de la Formación bonificada con la Fundación Tripartita, deberemos en primer lugar ponernos en contacto con una Entidad Organizadora organizada. Estas entidades suelen ser empresas autorizadas por la Fundación para poder tramitar todo lo necesario para, de una forma correcta y rigurosa llevar a cabo toda la gestión de las acciones formativas. Deberá ser una entidad que tenga experiencia amplia en estos trámites ya que la gestión documental es importante y meticulosa como es lógico. Una vez elegida la Entidad Organizadora, nuestra empresa debera adherirse al comvenio con esta empresa organizadora y poner en sus manos cuanta documentación nos sea solicitada para poder ir poniendo en marcha todas las acciones formativas que necesitemos...

 

UNA OPCIÓN

Una interesante opción para formar a los trabajadores en cualquier momento del día, de la noche, fines de semana y festivos es la formación a través de Internet: La formación e-learning.

Experiencia personal en este tipo de cursos para poder opinar: .

Ventajas: Gran catálogo y oferta de cursos. Comodidad de horarios y versatilidad en su realización.

Desventajas: Gran fuerza de voluntad y disciplina necesarias. Pocas plataformas ofrecen una alta calidad en este producto. Solución de dudas y planteamientos limitados a la interacción con el tutor. Disponibilidad del tutor.

 

OTRA OPCIÓN

Otra posibilidad es realizar una acción formativa en modo presencial, ofertada de modo multisectorial (acuden alumnos de múltiples empresas y de diversas actividades) por organismos competentes. Las acciones se llevan a cabo en aulas concertadas, en horarios concretados y con variedad de cursos acotada.

 Experiencia personal en este tipo de cursos para poder opinar: .

Ventajas: La formación es presencial y surgen múltiples opciones en el devenir de las sesiones que hacen que el curso sea más abierto y dinámico. Interacción directa con el profesor. Compartimos la experiencia con otras personas. Se practica en tiempo real a medida que se avanza materia bajo supervisión permanente del profesor.

Desventajas: Desplazamiento al lugar de la impartición (llegar, aparcamiento...). Colectivo variopinto con objetivos diversos. Desarrollo generalmente fuera de horas de trabajo.

 

LA MEJOR OPCIÓN

Sin menospreciar las otras opciones, la posibilidad de dedicar un tiempo a la formación dentro de la jornada laboral supone un esfuerzo, tanto para trabajadores como para la propia empresa. Sin embargo, el poder aprender en el propio entorno de trabajo ayuda a implantar de una forma más eficaz los contenidos impartidos a las necesidades propias de la empresa. Se presentan situaciones, se estudian casos, se debaten aplicaciones posibles para los contenidos explicados...
La formación en la propia empresa, de las materias y contenidos a la medida de lo que realmente se necesita para cubrir ciertas necesidades, en el horario acordado que menos extorsione la actividad de la empresa y los participantes... Es una muy buena opción. Una sala de juntas, una zona de reuniones o bien la propia oficina de trabajo se puede convertir en un aula.

 Experiencia personal en este tipo de cursos para poder opinar: .

Ventajas: Aprender en el propio entorno de trabajo. Dentro del horario de trabajo. Posibilidad de plantear situaciones siempre en la dirección de nuestra empresa. Debates abiertos. Participación. Compartición abierta de informaciones. Familiaridad. Mayor eficacia en los resultados. Posibilidad de aplazar previo aviso alguna jornada debido a sobrecargas de trabajo.

Desvantajas:  Posibles interripciones de la marcha de la sesiones debido a llamadas, visitas... En ocasiones disposición no ideal del lugar de impartición por tratarse de aulas improvisadas (postural, visión de pantalla de proyección... ).

 

MÁS INFORMACIÓN

e-mail: gilgambarte@gmail.com

o bien

Tf: 626 818399

 

GILGAMBARTE FORMACIÓN  | info@gilgambarte.es
Top